EL DIÁLOGO
La gallina estreñida

Había una vez una gallina en un corral, muy señorona, que llevaba unos cuantos años sin poner huevos, y un dia se decidió a poner uno:

-Hoy voy a poner un huevo y si no soy capaz se lo quitaré a aquella tan escurría. En ese momento:

-Al fin esta gallina se ha dignado a ponerme.

-¡¡¡Hufff!!!Que retortijones.¡¡¡ Voy a poner el huevo !!!

- ¡¡¡Aprieta un poco mas !!!Cómo se nota que hace tiempo que no pones huevos. Pero al final, cuando estaba llegando al nido, ¡ploff! Cayó el huevo y se rompió, y de él salió Stiwy (el cabaza melon de padre de familia).


Diálogo entre la nariz y el moco
por Fran y Felipe
Un día un moco dentro de una nariz estaba muy preocupado y le dijo:
- ¿ Sabes que tarde o temprano tendré que irme?
- ¿ Por qué? ¿ Te caigo mal?
- No. Lo que pasa es que necesito vivir cerca de un buffete que abra las 24 h.
- ¡ Hay que ver qué comilón eres!
- ¡ Ya sé! Para no separarnos construiremos nuestro propio buffete aquí dentro.
- ¡ Qué gran idea! Así siempre estaremos juntos.
Pero un día el hombre en el que vivía esa nariz estornudó y el buffete salió volando.
- ¿ Aún te debo el dinero?
- ¡ Pues claro que sí!
- Pues adiós- dijo el moco y se fue corriendo.
- ¡Vas a causar otro problema!
- No me importa. ¡ Eso es mejor que pagar la factura!

Diálogo entre el contenedor y la basura
Por Javi Pozo y Javi Bernal

Había una vez un contenedor lleno de basura. Un día le quitaron la basura y se quedo solitario.
-Que pena, estoy solo, si alguien tirase la basura al contenedor tendría compañía.
Un día una persona tiró la basura al contenedor.
Y dijo la basura:
-¡Que limpio está este contenedor!
-Gracias, es que así nunca me echan basura.
Se hicieron amigos, y al final vivieron muchas aventuras.

Diálogo entre : Macarrón y Tenedor
Dunia y Ana
Un día llegó el niño muy contento a casa y se encontró con que tenía para comer macarrones. Cuando el tenedor iba a hincarle la punta al macarrón, éste le dijo:
- Por favor, no me pinches, yo soy blandito y me duele mucho . Y el tenedor le dijo :
- ¿Eh? ¡Como que no! Pincharte y llevarte a la boca de mi dueño es mi obligación.
- No es tu obligación , a ti solo te mandan a hacerlo, pero yo también tengo que tener vida propia como tú.
- Tú no tienes porqué tener vida propia, tú solo sirves para alimentar a mi dueño, este niño.
- ¡Si claro! yo también tengo que conocer a las macarronas, casarme, tener macarronillos...
- Bueno, me has convecido, tírate al suelo y haz tu propia vida.
- Gracias y adiós.
El macarrón se tiró al suelo y lo manchó de tomate. La madre del niño le echó una bronca por tirar los macarrones al suelo. FIN

DIÁLAGO ENTRE DON LÁPIZ Y DOÑA GOMA
Por Elena y Laura
Una mañana Don Lápiz llegó a casa del trabajo. Su señora Doña Goma le esperaba viendo Salvamé repetido.
Cuando su marido Don Lápiz entró en casa, la Señora Doña Goma se levantó y le dijo:
-Cariño tenemos que hablar.
Don Lápiz preocupado le preguntó:
-¿Pasa algo?
- Si, estoy harta de recoger tus pintadas y he decidido separarme.
- ¿De verdad cariño?
- Si
- ¡Soy el hombre más afortunado del mundo!

DIÁLOGO ENTRE EL PEGAMENTO Y EL TESSA-FILM
por Ismael y Alex Laguna
Un día, exactamente en miércoles pasado, Laguni cogió el pegamento y a la vez Ismael cogió el tessa-film.
El tessa-film le dijo:
- ¡Yo pego más que tú! Me han utilizado más este año.
Y el pegamento le responde:
- Pues según las encuestas del Sr. ZP me han utilizado más que a ti.
El pegamento y el tessa-film se estuvieron peleando todo el día hasta que de madrugada se cansaron y dijeron a la vez:
- ¡Basta ya! ¿Hacemos las paces?
Y volvieron a contestar a la vez:
- ¡Sí!

DIÁLOGO ENTRE EL PULMÓN Y EL CORAZÓN
por Irene y Duarte
El corazón estaba harto de bombear la sangre, y llamo al pulmón y le contó todo.
El pulmón dijo:
-Yo tambien estoy harto de hacer respirar a este borracho, además tengo que estar soportando el negro de fumar tanto.
-Yo también tengo que aguantar este tinte.
-Sí, pero yo más.
-Sí, pero si yo no trabajara todas las 24h. tú no estarías aquí, así que agradécemelo.
-Anda que yo, que si tampoco trabajara, tu tampoco estarías aquí, así que agradécemelo tú también .
-No te digo nada.
-Pues entonces yo tampoco.
Al dia siguiente el hombre murió y en vez de intentar hacer algo para que no pasara esto se quedaron discutiendo todo el dia y el hombre murió.

DIÁLOGO ENTRE EL LÁPIZ Y LA GOMA
Por Manuel y Álvaro
Estaban el lápiz y la goma discutiendo por quien hacía más daño al otro.
- Pues yo te puedo pintar - dijo el lápiz.
- Si te me pintas yo te borro - dijo la goma.
- Pues yo te pincho porque me acaban de afilar - dijo el lápiz.
- Pues yo te aplasto - dijo la goma.
- Normal estás gorda - dijo el lápiz.
- Cállate flacucho, que eres más flacucho que un espagueti - dijo la goma.
- Si te tiras de la mesa admito que eres más fuerte que yo - dijo la goma.
- Vale - dijo la goma.
La goma se tiró y cuando vino el propietario de la goma no la encontró
DIÁLOGO ENTRE EL TROMBÓN Y LA VARA.
Por Alberto.
Estaba el trombón sin novia hasta que vió a alguien que le gustó y es una vara.
-¡Hola vara!- dijo el trombón.
- ¿Qué quieres ahora trombón?- dijo la vara.
-Nada nada solo quería ser tu novio.- dijo el trombón.
- ¡Tu estas tontó!- dijo la vara.
- No no solo queria serlo.- dijo el trombón.
-Pués no lo vas a conseguir.- dojo la vara.
Y todo terminó bien.



Diálogo entre el pie y el zapato​​
​Por Alex. C.
Un día cuando el pie y el zapato se iban a unir (como siempre) el zapato muy enfadado dijo:
-Estoy harto de que te metas dentro de mí, hueles mal.​ ​ ​
- El que hueles mal eres tú nunca te duchas.
- ¡ Eres tú! que sudas y sudas ¡ Uff que peste!
- ¡ Eres tú! que cuando estas en una habitación sin mí huele toda la habitación.
Después de un tiempo sin hablarse y sin juntarse el zapato dijo:
-Somos tontos, no nos hemos dado cuenta de que sino estamos juntos no podemos salir a la calle.
- Es verdad, volvamos a ser amigos. Ya te echaba de menos.