La caja misteriosa

Fran

external image caja.jpg
Había una vez un niño llamado Jaime. Jaime era un chico raro, se pasaba todo el día con una caja misteriosa en las manos. Yo soy nuevo en el barrio y ya no puedo aguantar más el misterio, averiguaré que hay en la caja, lo averiguaré, sea como sea. Por cierto se me olvidó deciros mi nombre, yo soy Fran el que descubrirá lo que hay en esta misteriosa caja. Hoy jugando en la calle me encontré con un chico llamado Juan. Juan era un chico divertido y en cuanto le conté que quería descubrir el misterio de la caja no dudó en ofrecerse a ayudar. Íbamos a actuar esta tarde. Mientras Juan distraía a Jaime yo cogería la caja. Todo salío bien y en cuanto abrí la caja descubrí que Jaime no era tan raro como creía. En la caja había un diario, un lápiz, una goma de borrar y un saca puntas. Intentar descubrir el secreto de Jaime no sirvió para nada porque al día siguiente decidío enseñarnos que había en la caja. Aquí termina esta historia en la que hemos descubierto que intentar averiguar los secretos de los demás no era es bueno porque a lo mejor algún día decidan enseñarnos esos secretos.

FIN

Jaime el travieso

external image platano-piel-azul_%7Eu10882925.jpg
Hace mucho tiempo, en Badajoz,había un niño muy travieso llamado Jaime. Jaime hacía muchas travesuras. Por ejemplo: poner una chincheta en la silla del profesor o meter un sapo en la bañera del vecino. Lo único que hacía Jaime eran travesuras, pero un día se cansó de las mismas bromas de siempre y planeó una nueva broma maestra. "Va a ser genial" pensaba Jaime. Al día siguiente Jaime colocó una cáscara de plátano en la puerta de su vecino y ¡¡¡PAF!!! en cuanto el vecino se resbaló con la cáscara de plátano se cayó al suelo. Jaime se rió mucho pero los vecinos ya estaban cansados de sus bromas y decidieron atacarle con su propia medicina. En cuanto Jaime resbaló con una cáscara de plátano se sintió muy mal y decidió no gastar más bromas nunca más, y es que a veces no sabremos lo mal que sienta algo hasta que nos lo hagan a nosotros mismos.