Vamos a hacer unos trabajitos para aprender reglas ortográficas de la "v".

Aquí tenéis una página para verla antes de empezar: ORTOGRAFÍA DE LA "V"


1. Hacer un texto del tipo que queráis (narración, retahíla, poesía...), pero tienen que aparecer muchas palabras que cumplan esas reglas.
2. Después de leer las normas, hacéis un listado de palabras que las cumplan, como hemos hecho en clase otras veces.
3. Una vez hecho el listado, pensad en cómo podríais relacionarlas para hacer una historia.
4. Puede ser muy divertido. Si hacéis un dibujo, mucho mejor, podríamos hacer una presentación chula con todas.
5. Mañana las leemos en clase.

En el libro de lengua, tenéis un trozo de "Las moscas", poesía de Antonio Machado, con muchas uves; aquí os la pongo, y debajo la canción que hizo Serrat:


LAS MOSCAS
Vosotras, las familiares,
inevitables golosas,
vosotras, moscas vulgares,
me evocáis todas las cosas.
¡Oh viejas moscas voraces
como abejas en abril,
viejas moscas pertinaces
sobre mi calva infantil!
¡Moscas del primer hastío
en el salón familiar,
las claras tardes de estío
en que yo empecé a soñar!
Y en la aborrecida escuela,
raudas moscas divertidas,
perseguidas
por amor de lo que vuela,
—que todo es volar—, sonoras
rebotando en los cristales
en los días otoñales...
Moscas de todas las horas,
de infancia y adolescencia,
de mi juventud dorada;
de esta segunda inocencia,
que da en no creer en nada,
de siempre... Moscas vulgares,
que de puro familiares
no tendréis digno cantor:
yo sé que os habéis posado
sobre el juguete encantado,
sobre el librote cerrado,
sobre la carta de amor,
sobre los párpados yertos
de los muertos.
Inevitables golosas,
que ni labráis como abejas,
ni brilláis cual mariposas;
pequeñitas, revoltosas,
vosotras, amigas viejas,
me evocáis todas las cosas.





EMPEZAMOS AQUÌ:

por Alberto:


Eva va por la calle para comprar una llave cuando vió la tienda abierta esa llave no estaba y Eva se puso a buscar tiendas
y la llave no se vendia en ningun sitio y ni en otros planetas voló en avión a otra galaxia en la galaxia Evalandia y allí si ven-
dia llaves Eva dijo - ¡ por fiin!.

por Ismael:

Había una vez una vaca en Vancouver vestida con un vestido verde que vertía lentejuelas. Bebía Sevenup en un vaso mientras que volaba por Venus. Resulta que su viejo era vengonzoso de su voz, por lo que no quería volar en avión en vacaciones a Barcelona. Al final tuvo mucho valor y volo, pero tuvieron un accidente en verano debido a una cobra en el que se dejaron la vida.

Hecho por Duarte:
Había una vez un vestido suave que había vivido una aventura en una nave, no era vistoso pero si rugoso, no era espantoso era velloso.Vivía en un armario valioso llamado Valentín sin calcetín tenia avances tecnológicos como vídeos mientras te vistes o hacer revistas creativas y sabia las visitas que le iban a hacer ese día.

Hecho por Javi.P. :

Ave Eva,
te comes una suave breva.
Y en primavera
bravas hierbas pejigueras.
Tu nuevo destino,
advertir al campesino,
que no tardará en averiguar
quién se come su frutal,
un gran toro bravo,
que pronto le trompará,
por tener frutas de leve calidad.

Hecho por Felipe.
Me gusta la leche que da la vaca de mi cerda. Es una vaca muy cobarde y boba con una visión del galactica muy increible. Ella vive con alegría su vida en la vivienda que mis cerdos le han contruído, dando leche para llevarla y venderla a coleccionistas privados de venus hasta que casualmente murió pero de
pronto volvió a vivir. Vucus que así se llama la vaca me ve con buenos ojos desde que le vendí mis cromos de volleyball.



Realizado por Manuel.

En la tienda de Eva,
me devolvió una cosa nueva ,
en el que una ventana,
se movía de cosa mala,
dentro de la ventana
había un chico,
que se movía sin parar,
y como era tan nervioso lo tuvieron que echar,
en la ventana se reflejaba un avión,
y cayo un gran chaparrón,
después de tanto llover,
y las hojas el viento movio,
y como dice todo el mundo el polvo se llevo,
yo estoy vivo aunque las hojas no,
monte en una nave y me fui al universo,
aunque era invierno y no hace calor,
en la nave no hay calefacción,
me comí una uva y me encantó,
fui a Marte,
y me fastinó,
hay vacas de muchos colores,
verdes, rojas y de otros más,
llego la primavera me encantó todo aquello es multicolor,
me puse un vestido muy suave,
y parecía que estaba en carnavales.

¡MUCHO MEJOR, MANU! ARRIBA HE PUESTO LA CANCIÓN DE NUEVO, ALGUIEN SE LA CARGÓ, JAJAJAJA.


Hecho por Fran:
LA PRIMAVERA
La primavera llega
suave a nuestros hogares.
Sin fatiga ni pega alguna,
el invierno como un ave se va.
Sin el grave frío del invierno,
los animales de sus hogares salen.
Con el suave calor de la primavera
las dulces aves llegan.
El invierno se va
y la primavera llega.
Pero la primavera
no es eterna, porque
cuando el suave
calor se va haciendo
más grave la primavera
se va y el verano llega.


Hecho por Javier Bernal.

Hoy me voy a montar en una nave nueva que me han dicho que circula suave.
Me he llevado nueve amigos y una nevera que contenía un esclavo atractivo.
Se quería ir para comer con su novia Eva y así acaba la historia con el esclavo comiéndose a la novia.


Historieta
por Laura


Un día la señora Ave salió de paseo en tren con la señora Eva a comprarse una nave, valía muy cara pero al final la señora Ave se fue sin pagar sin que el dependiente la viera. Se montaron en la nave y la señora Eva se manchó su abrigo de piel porque la nave estaba llena de nieve, a pesar de ser verano. Después fueron al concurso de perros, la Señora Ave tenía un perro que iba a participar en el concurso. El perro como era muy vivo, altivo, deportivo y activo dio en el clavo y ganó el concurso, de premio le dieron un hueso. Ya se iban a ir a su casa y tenían que preparar las maletas así que la señora Ave le quitó el hueso que llevaba que en realidad no valía un chavo y lo guardo en una de las maletas. Dejaron al perro solo en casa y se fueron a la tienda la cueva para comprarse unos nuevos modelitos a la nueva moda. Se fueron rápidamente a casa porque perdían el tren y cuando llegaron vieron que el perro había desecho las maletas para coger el hueso, estaba todo desordenado, una camiseta detrás de la puerta..
Y entonces la señora Eva dijo:
- Ya verá señora Ave, a que perdemos el Ave.



El huevo de la pava
por Alejandro Correa

En primavera me compré una pava.
En verano me puso un huevo.
En el otoño yo me lo llevo
porque ese huevo no estaba lleno.
Cuando vuelvo hay un huevo nuevo
que esta vez salió entero.